Mastín Tibetano

Mastín Tibetano

Mastín Tibetano
Mastín Tibetano

El Mastín Tibetano es un perro peludo de gran tamaño también conocido con el nombre de Dogo del Tíbet, Pastor tibetano o Pastor del Tíbet. Es una antigua raza de trabajo utilizada por los pastores nómadas del Himalaya y un guardián tradicional de los monasterios tibetanos.

Su estructura física no ha evolucionado a través de los siglos, haciendo de este un perro realmente puro desde sus orígenes. Por lo que es considerado el perro más caro del mundo.

Origen del Mastín Tibetano

Esta raza de perro Mastín Tibetano, proviene de la región asiática del Tíbet, donde es conocido popularmente como Drog-Khyi, que significa perro nómada, este nombre fue dado así por su tarea como pastor guardián y protector de los rebaños, tarea principal encomendada por los pastores del Tíbet.

Características del Mastín Tibetano

Posee una cola es enroscada hacia adelante y descansa sobre sus cuartos traseros, el color de su pelaje varía entre negro con detalles amarillos en su pecho, patas y cejas; blanco, rojo, gris, amarillos en varias tonalidades y los hay de dos colores, mezclados de entre la variedad natural.

Su cuerpo es más largo que alto, esto conlleva a que su diafragma sea más largo en comparación con otras razas, la cámara interna se distiende cuando ladra y con el paso del aire, le proporciona un sonido muy grueso, asemejándose al rugido de un león, lo cual le adiciona una fiereza que realmente no posee en su carácter.

Tamaño y estatura

Este Dogo del Tíbet es un perro de pelo largo y de gran tamaño corporal, llega a pesar entre 85 y 100 kilogramos de peso y fácilmente puede alcanzar un metro de estatura. Posee un pecho ancho, patas grandes y una musculatura bien definida para soportar su peso y estatura. Su cabeza destaca del cuerpo por su tamaño, los ojos son hundidos y de color oscuro.

Longevidad

La esperanza de vida del Dogo del Tíbet al igual que otros perros de tamaño grande se estima en 10 años de vida.

Cuidado del Mastín Tibetano

En términos generales el Mastín Tibetano es un perro fuerte y sano, pero dado su tamaño y peso, suele sufrir lesiones en las articulaciones y el desgaste de sus huesos es más rápido si lo comparamos con otras razas de perros; por esta razón, al pastor tibetano debe proporcionársele un buen espacio para que pueda ejercitarse con plena comodidad; de igual manera se recomienda no someterlo a actividades agotadoras en las que deba emplear mucha fuerza.

En cuanto a su abundante pelaje, al igual que otros Perros peludos, muda la capa interna dos veces al año, haciendo que regularmente varíe su apariencia. Para lograr un aspecto saludable en todo su cuerpo, debe cepillarse con frecuencia y de manera dedicada, cuidando cada parte de su cuerpo con especial esmero.