Perro de agua español

Perro de agua español

Perro de agua español
Perro de agua español

El perro de agua español es una raza de perro mediano, de pelo lago rizado y lanudo. En algunos lugares también es conocido con el nombre de turco andaluz.

Tradicionalmente es considerado como un perro pastor y de trabajo. Posee un cuerpo mediano, robusto y musculoso. Es un excelente nadador, por lo que esta característica lo hace muy utilizado en labores de rescate acuático; también es utilizado en tareas de detección de estupefacientes y detección de explosivos.

Origen del perro de agua español

El perro de agua andaluz es una raza canina originaria de Andalucía – España. Este tipo de perro ha evolucionado al Barnet en Francia, el Lagotto Romagnolo en Italia, el Perro de Agua Portugués y el Perro de Agua Español. Se tiene la creencia que estos perros llegaron a la península ibérica por medio de los Árabes, los Romanos o mercaderes.

Estos perros era empleados en el cuidado y pastoreo de ovejas y cabras en terrenos muy abruptos. También eran utilizados por los pescadores para recoger objetos perdidos, caídos en el agua. Actualmente este perro se sigue desempeñando en las mismas labores, ademas de cobrar aves en el agua y apoyando labores de rastreo conjunto con la policía.

Características físicas del perro de agua español

Su cabeza es redondeada con orejas triangulares, todo el tiempo colgantes, sus ojos son algo ovalados, aunque por su largo pelaje son poco apreciables. Su pelo puede ser de color uniforme o mezclado entre blanco, negro y marrón.

Los cachorros pueden nacer de un color pero a medida que pierden la lana de cachorros, van cambiando a su color real.

Tamaño y peso

Los perros de agua machos adultos miden entre 44 y 50 cm y pesan de 18 a 22 kg. Las hembras adultas miden entre 40 y 46 cm de estatura y pesan de 14 a 18 kg. 

Longevidad

La esperanza de vida de este canino es de 10 a 14 años.